viernes, 18 de abril de 2008

Adios Wally!

Una de las personas que más influenció mi vida para bien fue uno de mis abuelos, Américo Francisco Restaino o como yo lo bauticé: "Amino". Era un tipo que a los 80 y pico estaba prendido en la ultima tecnología, Internet, emails, handhelds, etc. Super informado de lo que pasaba en el mundo. Trabajó en las más diversas profesiones: periodísta, aviador, escritor, manager de un negocio de electrodomésticos, vendedor de quesos, compañia de seguros, medicina pre-paga, etc.
Pero si hubo algo que siempre mantuvo fue su integridad, honestidad, entereza. Seguramente aquellos que lo conocieron coincidirán que por donde pasaba dejaba su marca, y por cierto lo hizo en mi. Ya desde chico tuvimos, yo y mis hermanos, una relación muy cercana con el.
Me acuerdo de ir a visitarlo a su casa, cuando yo tal vez tenía 5 o 6 años y era rutina el paseo a la juguetería de la vuelta a comprar un nuevo autito Matchbox que había llegado, y luego ir a comer un sandwich mixto de miga con una 7up.
Los veranos me pasaba semanas en su casa, solo para poder ir a 'ayudarlo' al negocio de electrodomésticos. Alli yo podía poner todos los relojes en hora, ver películas en la videocasetera y hasta jugar y hacer demostraciones con el Atari.
Ahi también se repetía el ritual diario del break para ir a tomar un jugo de manzana Cepita (rojo) y un alfajor Suchard.
Tengo miles de recuerdos de el y algo que lamento es que Louise y mis hijos nunca llegaran a conocerlo personalmente porque falleció antes de que yo viniera a Asia. Aunque siempre digo, porque estoy convencido, que el esta aca conmigo siempre...

Louise tiene una relación muy similar con su abuelo Walter... o Wally para los amigos. Y yo si tuve la suerte de conocerlo, y de compartir con el varias charlas; incluso el lujo de tenerlo en casa por 2 o 3 semanas cuando estabamos en Singapur. Fue una experiencia genial. Ver a este hombre de 89 años, viajando en Asia, con tanta energía y ganas de conocer lugares nuevos! En ese momento le hice un blog para que pueda contar su viaje al mundo!
Incluso volvimos con el a visitar la casa y el lugar donde sus padres se casaron! Toda una experiencia. Recorrimos mil lugares en Singapur, y hasta pasamos 3 días en el Hospital!!!
Desde el día que lo conocí que me recordaba a mi abuelo Amino. Por su energía, su humor, su ética, su fuerza, etc.

Hoy Wally partió en un nuevo viaje. Nos dejó. Se fue un grande, si. Pero nos dejó a los que tuvimos la suerte de conocerlo esa marca que no se borra con nada. Seguramente su familia cercana estará muy triste, pero muy orgullosos a la vez de haber tenido el privilegio de tenerlo cerca tantos años!

El mundo sería mucho mejor si hubiese más Wallys y más Américos.

Adiós Wally!

2 comentarios:

isol dijo...

PERDER SERES QUERIDOS ES MUY DURO,PERO QUE LINDO PODER REFERIRSE A ELLOS CON TANTO ORGULLO,MIS ABUELOS TAMBIEN FUERON PERSONAS DIGNAS,LAMENTO TU PERDIDA,SEGURO WALLY TE ACOMPAÑA ,COMO AMERICO ,LLEVALOS EN TU CORAZON Y EN TU MEMORIA,SEGURO TE HAN ENSEÑADO COSAS MARAVILLOSAS DE LA VIDA,Y ESO ES LO IMPORTANTE LO QUE TE DEJARON TODOS PASAMOS UNA VEZ POR ESTE MUNDO,PERO NO TODOS DEJAMOS HUELLAS TAN PROFUNDAS,CUIDATE MUCHO.

anaiv dijo...

"El mundo sería mucho mejor si hubiese más Wallys y más Américos."

Tenes toda la razón, ojalá hubiese muchos.
Es triste tener que despedirlos en "este viaje" tan especial...pero te queda -les queda- la alegria de haberlos tenido... disfrutado
Con el tiempo los recordarás con una sonrisa emocionada
Un beso desde Pilar, Buenos Aires