sábado, 29 de marzo de 2008

Bife de lomo por tarántula?

Una de las cosas que más nos gustan de Phnom Penh es su variedad de restaurants a precios más que accesibles. La comida es my buena y barata, por lo que comemos fuera casi todo el tiempo.
Hay restaurantes de comida local en cada esquina (algunos en los que no me sentaría por su falta de higiene total), y otros a los que vamos regularmente. Allí se puede comer platos típicos como Amok (especie de curry), curries, arroz frito, verduras salteadas con pollo o bife, etc. Uno puede gastar desde un par de dólares (o incluso menos) para arriba.
Luego hay restaurantes de comidas asiáticas para todos los gustos: Thai, Japonesa, China (por supuesto), india, malaya y hasta filipina! Nosotros comemos bastante indio, semana de por medio.
Si salimos del menú asiático, podemos encontrar el tradicional restaurante francés, el clásico italiano, española y otros más exóticos como libanés, rusa, o marroquí. También hay un par de lugares que sirven comidas tipo 'pub' inglés o americano, y hasta un par de lugares que dicen servir 'carne argentina' (cuando yo fui la vaca me la sirvieron ya muerta, y no le pude preguntar de donde venía...)
Realmente la comida aquí es muy buena y muy accesible si comparamos por ejemplo con el vecino Vietnam. Por ejemplo, con raras excepciones, uno no gastaría ni aunque quisiese más de 30/40 usd en una comida (incluido vino y postre), mientras que en el vecino país, hoy por hoy, hay varios restaurantes salados, y mismo un restaurante medio uno terminará gastando unos 25/30 casi sin pensarlo. Generalmente nosotros comemos por algo así como 10$ entre los dos... y de vez en cuando nos damos un gustito... obviamente.
La verdad que las veces que cocinamos algo en casa; debido al tipo de comidas que nosotros cocinamos (pastas, tortilla de papas, verduras y pollo al wok, etc.) cuando uno hace la cuenta de los ingredientes que hay que comprar, la verdad que no vale la pena en cuanto a economía se refiere, y no pasa más por darse el gusto de una comidita casera. (y sin contar lo que se desperdicia... porque siempre queda un huevo o un tomate en la heladera, que se termina echando a perder)
Entre los restaurantes locales, hay todo tipo de comidas. Y la verdad son contadas con los dedos las que hemos probado, ya que generalmente soy reacio a probar cosas nuevas si encontré 4 o 5 platos que me gustan y voy rotando. Pero bueno... de vez en cuando hay que probar cosas nuevas.
Así es que cada vez que hay visitas, los llevamos a comer a Romdeng, un restaurante de comida local en una villa muy bonita, y muy cerca de casa. Es manejado por una ONG que entrena chicos de la calle y los convierte en mozos, cocineros, ayudantes de cocina etc. Un excelente proyecto... y la comida es excelente también.

La razón por la que vamos allí, es porque ofrece una muy buena oportunidad de probar los platos locales sin temor o riesgo de intoxicarse (no se puede decir lo mismo de los puestos en la calle), y además ofrece algo que a los 'turistas' siempre les resulta curioso: uno de los snacks que se ofrecen en el menú son: Tarántulas. Si... Doña Rosa... Arañas y grandes.
Estos insectos, son uno de los snacks típicos del amigo camboyano, y se puede ver en los mercados, baldes repletos de los arácnidos y otros insectos como grillos o especie de cucarachas (que aún no hemos probado... ni lo haremos a corto plazo). Se preparan friéndolos bien (así como vienen del frasco... nada de andar pelándolas o nada...) y se sirven en un plato con una salsa a base de pimienta, limón sal y chili, al costado en la que se 'mojará' el insecto antes de darle un bocado. La verdad que causa un poco de impresión y me costó un buen rato auto-convencer a mi mano de llevarme eso a la boca. Pero bueno.. había que probar.

Nada mal.. Tampoco se crean que remplazaremos un buen churrasco por una araña peluda... no. Hay principios que uno ha de conservar.

6 comentarios:

Ale Marge dijo...

Mamita qué impresión! soy de las que me gusta probar diferentes comidas, pero la textura, además del sabor, es importante y no sé como se debe sentir en la boca.

Anónimo dijo...

Ahahaha, deja que me ria!
No se si ya lo conte alguna vez pero vale la pena recordarlo. Apenas llegue a Italia, descubri que aqui se come la carne de caballo....Jure y re-jure que jamas comeria ni siquiera un pedacito....
Un dia fui de apuro a un restaurante a la salida de la oficina y lei en la pizarrita: "menu consigliato ARROSTO DI TORINO" (el arrosto es como la carne a la cacerola)...Estaba un poco borroneado y yo no tenia puestos los anteojos...
Lo ordene y cuando lo vi en mi plato note que era una carne poco cocida (cruda en el medio) y cortada tan finita que parecian hojas trasparentes... Lo comi aunque senti que era demasiado dulce como sabor...
Volvi a la oficina y pregunte que plato era ese "arrosto di torino"... Todos se largaron a reir porque lo que habia comido era: ARROSTO DI EQUINO!!!!
Pero juro, juro y rejuro que nunca mas volvio a suceder!
Cuando aqui digo que en Arg no se come carne de caballo me miran con cara de: no saben lo que se pierden!! pero yo les pregunto siempre a esas personas: uds, comen carne de perro???!!!
Baci/besos
Valeria

Ede dijo...

Confieso que me impresiona demasiado. Siermpre pruebo las comidas tipicas de los lugares adonde voy pero creo que si alguna vez ando por esos lares, paso....

isol dijo...

Hola que interesante es tu blog,lo he leido otras veces y me llama la atención,yo vivo en Tucumán ,te encontré porque un día me dije hasta en donde encontraré blog argentinos? y con esa duda entré a google,obvio que ese día no tenía mucho que hacer,y así te encontré.
Tienes un modo muy genuino de escribir.Me encanta leer tu blog,me impresiona eso de comer bichos,pero mira aqui si te descuidas te venden empanadas de perro,gato o cualquier otra cosa así que bueno,uno nunca sabe,si hay hambre,dicen que son ricas las arañas,prefiero quedarme con la duda.
De corazón deseo que tengas una muy buena vida allá y muchas cosas para contar,vendré a leer lo que escribas de ti y tu experiencia en Vietnam.Gracias por compartir tu historia.

ninona dijo...

Tu blog me ha parecido genial. Nos retratas la vida que vives en Asia con veracidad e intensidad.
¡Que fuerte comerse una araña!!!
Ni por todo el oro del mundo, no puedo ni verlas, me dan pavor.
Hace dos años viajé a Chile y cual fue mi sorpresa cuando dentro de un centro comercial en Puerto Montt, había una tiendita donde vendían tarántulas!!!! No me lo podia creer. Hice una fotografía de lejos para el recuerdo armandome de valor..jajaj.
Volveré a visitarte.

Un saludo desde Barcelona.

Sara Ingrid dijo...

Uy que fuerte!! me pasaron la dire de tu blog, por cierto muy interesante lo que escribes... vaya aventuras vives en Asia.
Un saludo desde la tierra de las cataratas. Argentina.