martes, 5 de junio de 2007

Singapurrido

Hace tiempo que vengo con ganas de postear sobre este tema: Ventajas y Desventajas de vivir y trabajar en Singapore.
Siempre fui más que positivo con Singapore y lo sigo siendo. Es una ciudad 'de p... madre'! Ahora voy a tratar de transmitir otro aspecto más crítico. No tiene sentido hacer una lista de cada una de las cuestiones positivas y negativas, pero sí voy a tratar de transmitir una de las sensaciones que se tiene al tiempo de estar viviendo aquí, y que he corroborado también con otra gente que siente lo mismo.
La primera impresión de todo el mundo cuando viene a Singapore e incluso la mía cuando vine por primera vez, es: Woooowwww! Parece una ciudad salida del Sim City, donde todo es perfecto o casi perfecto. La autopista con flores a los costados, todo perfectamente señalizado, todo como recién pintado, y sobre todo, limpio.
Sobre todo para nosotros, viniendo de vivir casi 3 años en Vietnam, fue casi como un shock cultural. Todo parece como terminado de construir ayer. Todo funciona. Y ahí es donde voy a empezar con los peros… Todo funciona, y quizás demasiado bien.
No quiero que se me trate de ‘Gata flora’ de que nada me viene bien. No. Pero a lo que voy es que todo funciona, y hace que los días sean más rutinarios que nunca. Nunca ocurre nada fuera de lugar, ni nada que te sorprenda demasiado. No se… es una sensación rara y difícil de transmitir. Es como que está todo bien, pero…
Es como esas fotos que aparecen en las revistas o libros especializados en arquitectura, y sobre todo si son sobre minimalismo. Todo es impecable, blanco, pulcro, perfecto. Te imaginas viviendo en ese lugar? Aburrido. Bueno, con Singapore pasa algo similar creo.
No se si es toda la culpa de la ciudad. Creo que el singapurense tiene bastante que ver. Son aburridos, rutinarios, trabajan 1000 horas por día y lo mas excitante de la semana para ellos es la liquidación del viernes por la noche en los shoppings de Orchard Road.

Esta semana, regresó de viaje de luna de miel una compañera de trabajo. Se fueron dos semanas a Europa: Roma, Florencia, Venecia, Paris, Ámsterdam, etc. Cuando la vi por primera vez le pregunto todo excitado: - “Yyyyyy???? Que tal? Cómo les fue? Les gustó?” – y todo lo que recibo es un insulce: “si, más o menos”. Creo que mi cara de sorpresa lo dijo todo, porque al instante ella trato de elaborar una lista de explicaciones de porqué no les había gustado:

1 - “Hacía mucho calor, y con el clima europeo la piel no transpira, con lo cual el calor se siente mucho más, no es como en Singapore!. Ehh? De que me estás hablando. Acá hace por encima de 32 grados todos los días del año y la humedad es insoportable. Y si… acá no transpiran porque cada rincón de la isla tiene aire acondicionado.

2- “No había nada rico para comer” Ok… a lo del calor le puedo llegar a buscar la vuelta, pero no me digas que la comida en Italia, o en Francia era fea. De que me estás hablando? Vale aclarar que la chica en cuestión está embarazada de unos pocos meses, con lo cual luego de que dijo eso, y que vio que sus explicaciones no estaban ayudando me dice: - "Lo que pasa es que yo estoy embarazada y no puedo comer: lácteos y quesos, vegetales crudos, carnes crudas, incluido jamón, pastas (engordan), “ etc…. – “entonces me la pase las dos semanas comiendo en Mc Donalds” Ok. Si hasta ese momento yo seguía sentado escuchando las explicaciones era por una cuestión de respeto. Ahora, enterarme que fuiste a Europa dos semanas, y te pasaste dos semanas comiendo en McDonalds… No. Hay cosas que no se pueden comprender, ni que uno lo intente.

3- “Todo es viejo y parece que se va a derrumbar en cualquier momento” … Necesito aclarar algo mas?
Cuando vio que yo me estaba levantando de mi silla porque no podía resistir más esa situación, trató una vez más de emparcharla:
Nooo.. Pero al tercer día, nos cansamos de ver museos e iglesias así que a partir de ahí nos fuimos casi todos los días a shopping centres y me compré un montón de zapatos y carteras”. Sin comentarios. Contestarle era tirar margaritas a los chanchos.


En correlación con esto, hace un par de semanas vi un aviso publicitario de Singapore Airlines, que creo que pinta bien a lo que me refiero:
El aviso hace pie en las bondades del nuevo sistema de Singapore Airlines que te permite hacer check-in online, e imprimir el boarding pass en tu casa, con lo cual uno ahorra un tiempo considerable. Luego el aviso, enumera las cosas en las que uno podría utilizar ese tiempo ganado, en el siguiente orden:

  1. Más tiempo para hacer Shopping
  2. Más tiempo para tomar café
  3. Más tiempo para los amigos
  4. Más tiempo para la familia
  5. Más tiempo para leer
  6. Más tiempo en Internet
  7. Más tiempo para conversar
  8. Más tiempo para relajarse
Nótese cuestiones como que relajarse está en la última posición, y shopping en la primera. La familia en el cuarto puesto, primero está un café y los amigos.

Singapore está bien. Está muy bien. Es un buen lugar para vivir. Tiene todo lo que una ciudad tiene que tener. Pero hay algo que falta, y que no tiene que ver con lo económico y que no creo que se pueda comprar. Onda? Carácter? Tal vez eso… carácter. Es un lugar tan cosmopolita y tan mezcla de tantas culturas que tal vez no tenga una esencia propia? No se… esto puede dar para largo. Pero luego de un año y medio aca tengo esa sensación. Singapore a veces puede ser aburrido.

9 comentarios:

porteña dijo...

Desde la lejanía y en medio de Once siento que te entiendo. Nada peor que la rutina, es como la vida de Truman!!!!
Desde la porteñidad, felicitote por tu relato. Pasaré más seguido.

http://complicadaehisterica.blogspot.com

Telex dijo...

una ciudad así se acompaña con
OK Computer de Radiohead

específicamente el tema:

No Surprises

Enjoy.

montse dijo...

Con una mentalidad asi es mejor que se hubiera ido a Miami, porque venir a Europa a comer hamburguesas, ya le vale!!!!
Con lo bueno que está el jamón.
Por otra parte yo creo que cuando estás acostumbrado a verlo todo supermoderno y vas a otro sitio que te ofrece todo lo contrario al menos tienes que tener la capacidad de sorprenderte.

Anónimo dijo...

Entiendo que la adrenalina siempre se estructura en la acción en lo que podes hacer para mejorar, tanto la calidad de vida, como cualquier cosa que se te cruce, la perfección es ABURRIDA. Me da la sensación, por tu relato, que a tu ciudad le falta desprolijidad,... le falta vida, caos... solo por él nos damos cuenta que VIVIMOS.

SUERTE...

linti dijo...

Coincido plenamente con vos.
Despues de vivir 3 años y medio en Alemania entiendo de que estas hablando cuando decis todo bien pero...
Yo empece al reves, cuando llegue me costo muchisimo adaptarme pero con los años me acostumbre al "todo funciona". Y crei tambien estar aburrida.
Pero ahora que vivo en Roma y vivo el caos, extraño la tranquilidad que tenia.
Es imposible tener todo en un pais. Si es ordenado seguro le falta onda.
Yo crei que Italia iba a ser un intermedio, por lo menos con Roma me equivoque...
En fin, no se puede tener todo en la vida, solo hay que tratar de elegir lo que mas va con uno.

JMO dijo...

Que interesante che...
Se presta para repensar algunas utopías.

Me topé con tu blog desde unmillóndemiradas, soy de Rosario too, y supongo que voy a tratar de frecuentarlo =)

¡Saludos!

Kana dijo...

Bueno, el caso tu conocida no es nada raro, en cualquier parte del mundo hay gente hueca.
No conozco Singapur pero creo que al igual que muchas asiáticas, ha tomado lo peor de lo occidental y lo ha fusionado a su estilo de vida.
Y por el tema de cosmopolita, Buenos Aires es muy cosmopolita y es muy porteña.
Saludos de un santafesino en Buenos Aires.

jlg dijo...

Singapur tiene esas cosas,,,de todas maneras es donde mayor calidad de vida he tenido,,,,y prefiero un lugar con seguridad, donde las cosas funcionen y la gente sea educada al caos reinante y la falta de educación en la mayor parte de las ciudades españolas, italianas, portuguesas o griegas.
Por cierto,,,en español se dice Singapur, no Singapore.
http://visitesingapur.blogspot.com

Lucas Nam dijo...

Gracias por los comentarios. JLG, concuerdo con vos. La calidad de vida es una de las mas altas del mundo, y la tecnología, la seguridad, la limpieza, los servicios, todo es cuasi perfecto en SingapUr. Obvio que no lo estoy comparando con Madrid, o Buenos Aires...

pero claro... ahora habría que preguntarse a que llamamos calidad de vida?