jueves, 9 de octubre de 2008

Vespa

En algún post anterior comentaba acerca del tráfico. Cuando llegué a Asia, fue lo que más me impactó sin duda alguna. En mi cabeza no podía entender como toda esa masa de motos podía circular sin chocarse, o al menos sin haber accidentes mayores (luego descubrí que sí, que hay accidentes mayores, y muchos). Pensé en aquel entonces que no había forma de que yo pudiese manejar una moto en este mar de motos. El solo cruzar la calle caminando ya era aventura suficiente.

A los tres meses me compré mi primera moto. No solo mi primer moto en Vietnam, sino mi primer moto de toda mi historia motociclística. Antes pregunté, consulté y observé a otros extranjeros. Qué tipo de motos tenían? Qué moto era mejor? Más segura? Etc. Las respuestas fueron variadas. Algunos tenían motos grandes (no cross o enduro o de gran cilindrada como las que se ven en Argentina, pero lo suficientemente grande como para dejar de ser un scooter). Otros tenían motos más pequeñas y de baja cilindrada, como la mayoría de los vietnamitas.

Mi investigación iba viento en popa hasta que conocí a David, un español con el que compartí casa por unos meses. El tenía dos Vespa. Wow! Que lindas que eran! Eso era diseño, estilo. Y manejar una Vespa era algo totalmente diferente a manejar otra moto (eso lo descubrí la primera vez que intente manejar una), pero la sensación era totalmente única (eso no lo descubriría hasta haberme sacado todos los miedos y haber andado lo suficiente como para sentirme confiado).

Así es que a pesar de varios que me aconsejaban no comprar una Vespa, por todos los problemas mecánicos que traen consigo (típicos de una moto con 20, 30 o 40 años que como todo viejo tiene sus achaques). Pero probé las dos y nada… cómo persona arquitecto que aprecia un buen diseño no pude decir que no. Así que David me llevó a ver a su ‘distribuidor autorizado’ y ahí sin más dudar elegí una hermosa Vespa de color azul verdoso que me acompañaría por casi 3 años en Saigón y que luego cuando nos mudamos se la vendía nuestros amigos Berto & Lucille, que aún la tienen (varada) en Saigón.

Cuando nos mudamos a Singapur una de las cosas que más extrañe era la Vespa. Moverse en Singapur es muy fácil… uno tiene el MRT (Metro), taxis, buses, etc. Pero nada se compara a la sensación de moverse libremente en la Vespa. Por un momento pensé en hacerme traer una desde Vietnam, pero al instante mi idea se desplomó cuando me enteré que había que pagar impuestos de importación, comprar un permiso de circulación automotor, carnet de conducir, peajes, etc etc. Así que durante ese año y medio viví con mi recuerdo de la Vespa.

Cuando nos mudamos a Phnom Penh, lo primero que hice fue averiguar donde vendían Vespa. A diferencia de Saigón, aquí no se ven tantas. Me informaron de un pequeño negocio en la calle Charles De Gaulle, y ahí fui. Tenían 4 o 5 en exposición y anduve mirando por un rato. Los precios eran el doble de lo que se vendían en Saigón… realmente caras.

En esos días, Louise vio un aviso en un bar donde un extranjero vendía su Vespa porque se volvía a Australia, y por solo 400 usd! Así que lo llamé, y me fui a verla. No era lo que se dice una preciosura, porque la pintura estaba toda mala, y no era un modelo muy lindo de por si. Pero… 400 usd!

Así que me la llevé. Y se la llevé al tipo del negocio de Vespa para que la repintaran toda (color naranja) , le arreglaran las luces, batería. Quedó joya nunca taxi! Para la envidia de todo Phnom Penh…

Ya hace más de un año que la tengo, y si bien de vez en cuando algún problemita tengo y me quedo varado en medio de una avenida, lo llamo a Mr.Vespa, y el acude al instante, la arregla y todo por la módica suma de uno o dos dólares.

Así que ahora, si ven un bólido naranja cruzar Norodom Boulevard… ese soy yo!







Posted by Picasa

2 comentarios:

•María Laura• dijo...

Mi viejo siempre hincho con las famosas Vespa, aunq a mi me llaman mas las bicis con motor.
Justo hace unos dias vi que en un negocio vendian los motorcitos a unos $200.
Con esas si que no tenes problema, si se jode el motor empezas a pedalear y listo jeje

saludos

Ángel Luis dijo...

Hola, perdona que me entrometa pero queria hacerte una consulta.
Estaba buscando por internet comentarios sobre vespas en Vietnam y he encontrado tu blog.
El caso es que me voy en unos dias para Vietnam y me gustaria comprarme una vespa para traermela a España, soy gran fan de vespa y actualmente tengo dos, una de ellas en proceso de restauracion.
Me comentaron que habia verdaderas preciosidades por Vietnam y me gustaria que si puedes me recomendaras algun sitio en Hanoi o Saigon para mirarlas y cual seria el precio razonable por el que se pueden comprar.
Muchas Gracias